Tiroteo en Toronto deja un saldo de trece heridos y tres fallecidos

Sinopsis de la tragedia

El pasado domingo por la noche, algunos transeúntes fueron testigos y víctimas de un ataque a disparos en Toronto, específicamente en la avenida Danforth, ubicada en el barrio griego, muy concurrida por sus bares y restaurantes.

Según los testimonios, los hechos ocurrieron cuando un hombre de 29 años, identificado como Faisal Hussain, quien caminaba por la avenida, sacó una pistola con la cual empezó a propinar tiros de manera azarosa. Esta maniobra cobró la vida de una niña de tan solo diez años y la de una joven de dieciocho llamada Reese Fallon, además, otras trece personas que se encontraban en la escena resultaron heridas de gravedad, de las cuales aún no se sabe su nombre ni tampoco su estado de salud.

Durante el ataque, los cuerpos de policía aparecieron rápidamente en aquel terrible suceso y, después de enfrentarse con el agresor, lograron controlarlo, aunque el jefe de policías Mark Saunders no especificó si Hussain se suicidó o pereció tras el enfrentamiento.

Testimonios posteriores

Dentro de lo que las autoridades pudieron investigar sobre Faisal Hussain, comunicaron que el joven era ciudadano canadiense, nacido en Toronto.

La familia del atacante afirmó a través de un correo electrónico a la CBC que el victimario había presentado serios problemas mentales a lo largo de su vida; sin embargo, todos los intentos por ayudar a Hussain fueron inútiles y el desenlace muy trágico.

Ésta no es la primera escena de horror que presencian los habitantes de Toronto. Los ataques con armas de fuego estadounidenses son cada vez más frecuentes, siendo 220 los tiroteos y 27 fallecidos los registrados en lo que ha transcurrido del año 2018.

En este caso particular, los familiares de Faisal Hussain, sin palabras para consolar a las víctimas, solo pudieron dirigir sus condolencias a las personas que sufrieron este lamentable atentado.

Leave A Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *